Páginas

martes, 16 de julio de 2013

Ser dominguero de vez en cuando sienta muy bien

Pues eso: por una vez, coger el coche y pasar el día recorriendo carreteras poco transitadas. Parar de vez en cuando para mirar el paisaje...
Sentirte a ratos como en una road-movie americana (podría ser Texas... pero es Guadalajara):
Ir parando en los pueblos de arquitectura negra, y elegir uno de ellos para comer, por ejemplo, un buen plato de conejo con tomate (o migas, o escabeches...):
La batería del móvil duró justo hasta la comida, y no llegó para llevarnos alguna imagen de las preciosas casas de pizarra ni de las mejores vistas de las carreteras de montaña, aunque por esta vez me alegré: mucho mejor ir disfrutando el viaje que ir pendiente de retratarlo. 

2 comentarios:

  1. Que bonito. Cuantos sitios por descubrir. Besos

    ResponderEliminar
  2. ¡Hola!
    Pues muchas gracias! Tenéis razón, y muchos están aquí al lado :

    ResponderEliminar

¡Gracias por visitar el blog y por dejar un comentario! Siento no dejar comentarios a usuarios anónimos (me llega mucho spam) pero a todos los que leéis el blog y me dejáis unas palabras, y también a los que no, muchas gracias.