Páginas

viernes, 11 de septiembre de 2009

Calabacines muuuy jugosos

Parece que esta semana va de guarniciones. Siempre se me quedaban un poco secas las verduras a la plancha, y me preguntaba si la gente las hervía antes o tenían guardado algún otro secreto ancestral que se callaban maliciosamente. El otro día por fin leí un modo diferente y muy, muy simple, de hacer los calabacines a la plancha (no recuerdo si fue en un libro o en un blog, ¡que me perdonen los autores!): han quedado tan bien que he decidido ponerlos:
Primero he hecho el calabacín como siempre, en rodajas más bien gruesas, unos minutos por cada lado en una plancha con poco aceite; el truco estaba en "desglasar" (ay, cómo me gusta usar estos "palabros" gastronómicos!) lo que queda pegado en la plancha con un chorro de vinagre de módena y echar la salsita resultante sobre las rodajas de calabacín, que de este modo queda mucho más tierno y con un sabor distinto. (Me parece tan fácil que seguro que todo el mundo debía saberlo, menos yo, pero bueno, por si acaso... lo pongo). También se puede hacer con soja, caldo, vino...

6 comentarios:

  1. Yo no lo sabía! y me parece genial que lo publiques...gracias!

    ResponderEliminar
  2. Pues gracias por el consejo, ¡no tenía ni idea!

    ResponderEliminar
  3. lo probaré, porque el calabacin me encanta será una nueva manera de comerlo....yo con un poco de aceite de oliva virgen me encantan pero con el juguito ese estaran de muerte....

    ResponderEliminar
  4. Hola!

    Qué buena idea de los calabacines... Yo no la conocía! Me parece que sería buena incluso para conservarlos de un día para otro? Tú qué crees?

    Y un saludo en general... acabo de llegar por tu blog y curioseando me ha encantado!

    ResponderEliminar
  5. Gracias por tu visita y ademas veo que has dado con un problema que nos pasa a muchas, el tema de las verduras para que queden perfectas.
    Gracias por el dato, guardaré la receta.
    Besos y buena semana.

    ResponderEliminar
  6. Hola, ¡gracias a todas! La verdad es que era un truquito muy sencillo pero con un buen resultado. Esto suele pasar en la cocina, ¿no?
    Lucía: lo de conservarlos... no lo sé, los que hice el otro día se acabaron pronto :) Puede ser que con un poco de líquido ayude a que no queden secos el día después, pero al ser vinagre puede que cambie demasiado la textura de la verdura... prueba.

    ResponderEliminar

¡Gracias por visitar el blog y por dejar un comentario! Siento no dejar comentarios a usuarios anónimos (me llega mucho spam) pero a todos los que leéis el blog y me dejáis unas palabras, y también a los que no, muchas gracias.